Hellion, reseña de la película

Estrenada en el año 2014, Hellion es un drama familiar, escrito por Kat Candler. En su trama podemos encontrar factores diversos, destacando las dificultades de un chico con problemas emocionales en medio del proceso hacia la madurez.

Esta propuesta consiguió críticas muy favorables, y gran expectación en los días previos a su estreno. Entre las razones de tal recibimiento, destaca su elenco protagonizado por Aaron Paul de Breaking bad, y al que se suman actores como Juliette Lewis. Por su parte, el debutante Josh Wiggins ha conseguido sin duda alguna, posicionarse a la altura de las circunstancias. 

Sin embargo, cuando se ve Hellion, es fácil pensar que la sinopsis no le ha hecho justicia a este film. Una consecuencia, quizás del estigma que lleva hoy en día cualquier película de origen independiente, o que simplemente se aleje de la fórmula comercial reinante. 

Pero, en relación a esta película, la realidad es otra. Pues, aún cuando tiene algunas faltas, la joven escritora y directora ha cumplido con su misión. Ha conseguido entregar una película mucho más llevadera de lo que puede parecer a primera vista. Una prueba infalible de esto, es la reacción de la crítica, y de una parte importante de la audiencia. 

Delincuencia juvenil

No cabe duda, de que la presencia de Aaron Paul, que para entonces dejaba Breaking Bad, es el punto fuerte del largometraje. Esta fue y es la razón por la cual muchos la vieron y la verán. Además, el actor no desperdicia la oportunidad y demuestra sus grandes dotes para la interpretación. 

Sin embargo, su presencia no resta importancia a la historia de Jacob, su hijo ficticio en la trama. Así, el adolescente de 13 años, interpretado por Wiggins, se llevó todos los halagos de la prensa. Pues, su carácter inquieto y conflictivo puede generar muchas emociones en el espectador. 

Se trata de un chico evidentemente lastimado, cuyo dolor deriva en una actitud delictiva y violenta. Es así, capaz de herir a otros con la misma intensidad con la que lo hirieron alguna vez. Entre otros aspectos del personaje, destacan la afición por el motocross o el heavy metal.

En definitiva, un individuo con el cuál muchos podrán identificarse a sí mismos, o a la adolescencia actual en general. Por ello, resuena el tema de la delincuencia juvenil como una realidad mucho más cercana, común y desgarradora. 

Paternidad emocionalmente ausente

Otro tema bastante frecuente que afecta a las familias sin que se perciban claramente las consecuencias. Así, Holis Wilson (Aaron Paul) acaba de perder a su esposa, situación que lo obliga a redefinir la relación con sus hijos. 

En este sentido, no sólo se trata de seguir adelante, sino de canalizar el dolor sin causar más dolor. Esto será necesario si desea recuperar la custodia del menor de sus hijos. Para conseguirlo, tanto Holis como Jacob deberán asumir las responsabilidades de sus acciones, algo más complicado de lo que parece en un principio. 

Del corto a la gran pantalla 

Hellion, está basada en el cortometraje homónimo de Kat Candler, el cual fue galardonado por la SXSW. Esto, además de las extraordinarias críticas que recibiera tras participar en el festival Sundance. Sin embargo, su creadora nunca imaginó que llegaría a la gran pantalla. 

Esto se debe a que, si bien Sundance puede ser un importante trampolín, no es garantía de nada. Pues, los cortos suelen ser experimentos que los jóvenes cineastas realizan en su deseo de mostrar nuevas técnicas o darse a conocer. 

En consecuencia, la posibilidad de que este corto diera un salto a las salas de cine, eran mínimas. No obstante, esto no ha sido producto de la casualidad, ya la creadora de Hellion había presentado varios cortometrajes en diversos festivales demostrando su creciente talento

Opinión de la crítica

Candler ha repetido en el Sundance con Hellion, esta vez en un formato más extenso. Asimismo, participó de varias presentaciones y festivales de cine. Esto, le permitió hacerse de opiniones que van de regulares a buenas por parte de las críticos de cine.

Entre los aspectos más destacados se encuentran la interpretación de Josh Wiggins y Aaron Paul. Asimismo, se rescata la autenticidad de cada localización, en relación al ambiente rural y lo que este transmite.