Aaron Paul: biografía y sus últimos proyectos

El actor consiguió la fama gracias a su papel en la aclamada serie Breaking Bad. Sin embargo, su carrera incluye muchos otros títulos en el cine y la televisión. Pues, Aaron Paul acumula hasta la fecha más de dos décadas de carrera actoral

Durante este tiempo también ha conquistado a millones de fanáticos que siguen muy de cerca su trabajo. Todo esto se derivan de su talento, dedicación y determinación, aspectos que aún hoy prometen seguir trayendo buenos frutos a su vida personal y profesional. 

Vida personal

Aaron Paul  Sturtevant​ nació el 27 de agosto de 1979 en su casa en Emmett, Idaho. Es el menor de cuatro hermanos y creció en un ambiente religioso. Fue un niño tranquilo, esto se evidenciaba tanto en sus calificaciones como en su buen comportamiento.

Tras descubrir su vocación a la edad de 14 años en clases de arte dramático, dedicó todos sus esfuerzos a mudarse a Los Ángeles a perseguir sus sueños. Para conseguirlo, debió trabajar como repartidor de pizzas, hasta juntar dinero suficiente para emprender su camino a Hollywood. 

En relación a su vida amorosa, se pueden mencionar a las actrices Jessica Lowndes, Samaire Armstrong y Lauren Parsekian, con esta última contrajo matrimonio en 2013. Así, en 2018, nació su única hija, Story Annabelle.

Primeros años en la industria

La aventura hollywoodiense de Aaron Paul inició con seis mil dólares en el bolsillo. Esto fue suficiente para contratar su primer agente, que hizo posible su paso por las primeras audiciones. Así, en poco tiempo consiguió su primer papel en el show televisivo The Price is right. Posteriormente, participó en anuncios para diversas bandas de música, resaltando su aparición en un vídeo del popular grupo de rock Korn.

Sin embargo, la carrera del actor tardó mucho en despegar. Durante años los papeles obtenidos se limitaban a apariciones menores en grandes series de cómo ER, Criminal Minds y NCIS, entre otras. También tuvo participaciones menores en películas como Misión Imposible 3. 

En 2007, recibe su primer papel regular en la serie de HBO Big Love. Así, tras temporadas difíciles, la carrera de Paul estaba empezando a despegar.

Breaking Bad

Si bien, Big Love, suponía un paso importante en la dirección correcta, el actor lo hizo a un lado para arriesgarse con la producción de Vince Gilligan. Una decisión acertada que comenzó cuando el agente recibió el guión de lo que sería el episodio piloto de Breaking Bad. 

Tras leer el documento en cuestión, Paul quedó maravillado. Sin embargo, la historia poco convencional, le pareció demasiado lejana a lo que las televisiones por cable podrían buscar. No obstante, decidió presentarse en el casting, donde su talento e idoneidad para el papel fue evidente.

Paul se convirtió en Jesse Pinkman, papel que interpretó hasta el final de la serie y que le valió numerosos premios. Así como, el reconocimiento y aprecio de la audiencia que seguía la historia de Walter White y su asistente. Ahora el resto es historia. 

Acabada la serie, Aaron Paul ha continuado su carrera frente a la cámara. Entre los trabajos más destacables, entre lo que se encuentran Hellion, Need for Speed, Mejor otro día, Triple 9, Un Espía y medio y Encuéntrame, entre otras. 

De esta forma, ha logrado consolidarse como un actor reconocido de la industria, trabajando junto a numerosos artistas del medio. Tales como Pierce Brosnan, Sienna Miller, Christian Bale, Alan Rickman, Helen Mirren y muchos más. 

El camino: Una película de Breaking bad

En esta cinta, Aaron Paul da vida una vez más al rebelde Jesse Pinkman. En esta ocasión para contar lo que ha sucedido con el personaje tras escapar de los neonazis en aquel último capítulo de Breaking Bad. Sin duda alguna, una parte de la historia que todos los fanáticos de la serie esperaban.

Así, Vince Gilligan ha decidido terminar con la espera, llevando a la audiencia por un viaje introspectivo hacia un desenlace definitivo a la serie. La historia se centra así, en la evolución de Jesse Pinkman y su consecuente libertad.

El Camino ha sido producida por Netflix, y es fiel a lo que representaba la serie años atrás. Incluso los más exigentes seguidores, le consideran un final perfecto, que consigue cerrar cualquier cabo suelto que quedará tras el fin de la serie.